Volver a Tecnología

La ropa del futuro será de fibras que utilicen la energía solar


En poco tiempo, se podrán enchufar un teléfono celular y cualquier artefacto electrónico a una campera que contenga

la nueva fibra sintética. Esta está compuesta de tres capas de silicona encerradas entre dos electrodos conductores.

Podrá resistir el calor y el lavado a máquina.

Poder enchufar un teléfono celular o una agenda electrónica directamente en la campera que se lleva puesta podría ser posible en un futuro próximo, gracias a una nueva fibra sintética inventada por científicos alemanes. Esta innovación, explicada en un artículo que apareció en el semanario científico New Scientist, es obra de un equipo del instituto de Física Electrónica de la Universidad de Stuttgart.

Basada en la utilización de la energía solar, la nueva fibra permitirá plantearse la comercialización de ropa de alta tecnología conectada a minicomputadoras. Las fibras resisten el calor y el lavado a máquina. No obstante, en los numerosos prototipos que han sido propuestos queda por solucionar el problema de la alimentación. La presencia de pilas de tamaño reducido pero que deben ser accesibles para poder recargarlas impone limitaciones a los modistas y a los futuros utilizadores.

Como los paneles solares de las calculadoras, la nueva fibra está compuesta de tres finas capas de silicona encerradas entre dos electrodos conductores. Cuando los fotones que componen los rayos luminosos encuentran los electrodos presentes en gran número en la capa superior, éstos se desplazan hacia las capas inferiores, en las que son menos numerosos, generando una corriente eléctrica.

Aunque este "sandwich tecnológico" es conocido desde hace tiempo, la utilización de una silicona no cristalizada torna ahora posible su síntesis en forma de cilindro. Es decir que se obtienen fácilmente hilos solares conductores flexibles que pueden ser incorporados a cualquier tela, que resisten a los rayos ultravioletas y al calor y que pueden lavarse a máquina.

El equipo de la universidad de Stuttgart tiene que superar la preparación de las conexiones dentro de la trama de la tela para centralizar la energía generada en los diferentes puntos de la misma. Esta centralización es indispensable para establecer un verdadero contacto eléctrico con el exterior.

Además, la nueva silicona es menos costosa, pero en contrapartida las células solares que forman son también menos eficaces que las anteriores.

Volver a Tecnología