Volver a Robótica

Packbot, el Primer Robot Recluta del Ejército Norteamericano

Las tropas estadounidenses en la base aérea de Bagram, en Afganistán, cuentan con un nuevo recluta en su lucha contra la red Al Qaeda. Se llama "Packbot" y es el primer robot de batalla del ejército norteamericano.

Este robot, desarrollado con fondos militares por la compañía iRobot, está diseñado para examinar rutas y enviar imágenes al centro de mando, por lo que es ideal para misiones de exploración en el interior de cuevas y edificios.

Este robot fue creado para misiones de reconocimiento en terreno urbano y semiurbano. Fue fabricado para ser durable y versátil, mediante sistemas robustos y capacidades de procesamiento de datos que permiten una rápida respuesta a un dinámico ambiente urbano. Su tamaño y habilidad de trabajar en condiciones adversas lo hacen ideal para aventurarse en áreas inaccesibles para los humanos.

Los mecanismos del Packbot fueron diseñados para trabajar en completa libertad de movimiento tanto en el exterior como en habitaciones. Su plataforma móvil está equipada con "aletas" que permiten al robot subir escaleras y montes, además de poder asumir una postura lateral, adecuada para avanzar por delgados y curvados pasillos. Con un caparazón de aluminio resistente a impactos, el Packbot es bastante duradero, esta diseñado para sobrevivir una caída de tres metros en concreto.

El Packbot opera mediante el principio de autonomía supervisada, que permite al robot realizar acciones de manera autónoma o mediante supervisión remota. Así, se reduce la atención requerida por los operadores, lo que les permite realizar otras actividades y mantenerse alerta mientras monitorean al robot. El software está basado en el principio de Control Conductista, el cual enfatiza la adaptación en un ambiente en constante cambio. Una rápida respuesta al estímulo externo fue habilitada mediante cámaras, micrófonos, sondas, sensores infrarrojos, iclinómetros, scanners de láser y radares microimpulsores, cada uno especialmente ajustado a la arquitectura del sistema único. Además se le pueden agregar sensores hechos a la medida para misiones específicas y se tiene contemplado añadirle armas, granadas o más cámaras, dependiendo de la misión que Packbot vaya a cumplir.

El Packbot es ideal para cuestiones de seguridad del ejército, tales como revisar ambientes hostiles, inspeccionar viviendas con peligro de derrumbe, investigar sitios posiblemente contaminados con radiación, agentes biológicos o derrames químicos, etc. Así, Packbot toma el lugar de los soldados en terrenos peligrosos, sacrificando su propia existencia a favor de la de las personas.

Ahora, en lugar de enviar a un soldado a zonas con peligro de derrumbes, Packbot puede transmitir imágenes desde dentro de cuevas u otros sitios e indicar a los militares estadounidenses si es seguro penetrar. Y aunque carece del vigor y la fortaleza de un soldado, Packbot ha ido ganando partidarios gracias a la valiosa información que envía al centro de control.

Otro aspecto que hace que este tipo de robots sea cada vez más usado por el ejército norteamericano es que su desarrollo en la actualidad es bastante barato ya que toda la tecnología implementada en ellos ha sido desarrollada previamente, incluso varios de sus elementos pueden ser adquiridos por civiles de manera sencilla. Así, cada vez se hace más sencillo sacrificar a estos económicos robots para evitar riesgos innecesarios a los soldados.

Por esta razón se está trabajando en desarrollar este tipo de robots con diferentes funciones para que el campo de batalla sea cada vez más seguro para las personas, por lo menos para aquellas que están en el mismo bando que los robots.

Volver a Robótica