Volver a Domótica

Electrodomésticos inteligentes

El progreso tecnológico no tiene límites. Pronto saldrán a la venta los electrodomésticos de última generación, son "inteligentes" y están conectados a la red, y sin lugar a dudas revolucionarán nuestros hogares. Nada de bajar a hacer la compra si una heladera lo puede hacer por nosotros.

Los fabricantes de electrodomésticos han dado un paso de gigante. Sirviéndose de la ingeniería informática se han propuesto crear electrodomésticos inteligentes que no diferirán mucho de un ordenador. Como afirma el presidente de una conocida firma de software, "dentro de cinco años, todos los electrodomésticos serán ordenadores". Y es que los empresarios del sector han visto que pueden hacer un gran negocio con los habituales electrodomésticos caseros, cuyas prestaciones e inteligencia pueden aumentar mediante chips y conexiones con otros aparatos.
La firma italiana Merconi, fabricante de las marcas Aristón e Indesit, ha dado uno de los pasos más sugerentes, al anunciar que tiene todo listo para a empezar a fabricar lavarropas con conexión a Internet. Estas nuevas maravillas de la tecnología, que apenas costarán un 10% más del precio normal, utilizarán la línea telefónica para comunicarse con talleres repartidos por toda Europa. Cualquier problema que tenga el aparato, por ejemplo de centrifugado, el centro de diagnóstico lo detectará y mandará una señal de parada a la lavadora.

Las innovaciones en este terreno continúan. Una empresa japonesa, V-Sync, ha presentado una heladera que posee un procesador Pentium y una pantalla sensible incrustada en la puerta. Si a esta heladera se la conecta a Internet, será capaz de enviar un pedido a un supermercado online cuando detecte que quedan pocos alimentos. Igualmente advertirá de los productos caducados.

Los microondas también experimentarán avances sorprendentes. Hace unas semanas NCR presentó un prototipo. Éste dispone de una puerta-pantalla, gracias a la cual se podrá consultar el saldo bancario o una receta, mientras se está preparando la comida en su interior.

Y si no teníamos suficiente, en un futuro no muy lejano dispondremos de robots caseros que recibirán órdenes, desde el trabajo, a través del ordenador. Cada vez que lleguemos a nuestra casa no hará falta encender la calefacción y tener que esperar un tiempo para que se caliente el ambiente. Con antelación, habremos avisado al robot para que él mismo se ocupe de ponerla en marcha.

Los nuevos ordenadores

Los PC's también están cambiando sus formas, cada vez más portátiles, ligeros y potentes. Hace poco, IBM dio a conocer el prototipo de su “Walkman”, un ordenador que apenas pesa 350 gramos, no mide más que un reproductor de CD's portátil e incorpora la pantalla en una especie de gafa con micrófono. Un producto de las mismas características ya está en el mercado: es el ordenador Xybernaut, que pesa algo más de un kilo y cuesta unos 4.680 dólares.

En Japón, ya se vende un reloj de Seiko llamado Ruputer que incorpora un pequeño ordenador que carga sus datos directamente del PC mediante infrarrojos. Vale un poco caro, alrededor de los 292 dólares, pero es ideal para llevar "machetes" (copia de los apuntes) a los exámenes. La casa Sony está diseñando una especie de Netman para conectarse a Internet en cualquier sitio y los que siguen en su marcha imparable son los fabricantes de teléfonos móviles, que cada vez incorporan más funciones de los ordenadores.

La casa inteligente

Con la aparición de los electrodomésticos de última generación nuestros hogares del futuro serán espacios confortables donde el avance tecnológico será el protagonista. Con este nuevo equipamiento doméstico las familias del siglo XXI disfrutarán de una hasta ahora impensable calidad de vida. Estos son algunos de los nuevos productos de que dispondrán las llamadas casas inteligentes:


Lavadora por ultrasonido: emplea un sistema que permite lavar sin usar detergente, además de ser capaces de distinguir el color de la ropa y de autoprogramarse. Ya han sido fabricadas, y salieron al marcado en el 2001.

Robot aspirador: aspira y rueda solo, sorteando los obstáculos mediante un radar de ondas ultrasónicas. También se está comercializando.

Cocina inalámbrica: para preparar la comida en la propia mesa.

Screenfridge: Heladera con ordenador conectado a Internet, con radio y televisión, recuerda los alimentos que faltan y los que van a caducar. Además, se puede hacer la compra desde casa y es capaz de proponer recetas. Se podrá adquirir a partir del 2002.

Blue tooth: es un teléfono móvil que puede controlar las funciones de la casa desde cualquier parte del globo. Será posible comprarlo dentro de dos años.

Generación UMTS: teléfono móvil con conexión a Internet. Estará en el mercado a partir del 2003.

Compra virtual: se trata de una red informática a través de la cual se puede hacer la compra de forma virtual. No será posible hasta el 2005.

Volver a Domótica